Campaña de lectura: mujeres lectoras

viernes, 26 de noviembre de 2010

Aquí la última entrega de la campaña de lectura, publicada en la Gaceta.

Ilustración de Jessica Sánchez, estudiante de la Facultad de Artes de la UAEM.




“...leer como mujer lo escrito ex profeso para este género exige revisar los valores contenidos, los juicios de valor moral, estético e ideológico construidos en esas producciones y que prefiguran un canon; realizar una lectura resistente a los estereotipos y mitos con los que se construye ‘el ideal femenino’”.

En “Las mujeres lectoras en la década de 1920”, la autora Elvia Montes de Oca estudia el tipo de lecturas que se recomendaban para las mujeres en el México de los años veinte del siglo pasado. Estas lecturas eran promovidas por la Secretaría de Educación Pública (SEP), institución encargada de llevar a cabo la “revolución educativa” del país..
La SEP se instauró en México durante la presidencia de Álvaro Obregón y estuvo a su mando José Vasconcelos, uno de los ideólogos y teóricos mexicanos más importantes del siglo XX. Vasconcelos invitó a la maestra, poeta y escritora chilena Gabriela Mistral (Premio Nobel 1945) a colaborar con él..
Entre las cosas que hizo Gabriela Mistral en México está la compilación de lecturas que la SEP publicó con el título de Lecturas para mujeres. A través de este libro se puede apreciar, entre otras cosas y aunque sea parcialmente, cuál era el ideal femenino y los valores que las mujeres de esos años debían considerar como fundamentales para su sexo, el peso que entre ellas tenía la imagen de fiel esposa y abnegada madre, y otros preceptos compartidos con los hombres, como el nacionalismo, el amor al trabajo y el respeto a los héroes nacionales.
Gabriela Mistral afirmaba que las lecturas dedicadas a las mujeres debían ayudar a éstas a su mejoramiento intelectual a través de textos serios, ejemplares, con profundo valor humano, pues pensaba que únicamente lo superior educa, no lo inferior. El mismo Vasconcelos sostenía que la cultura no debía “bajar al pueblo” (en el sentido de su calidad) para poder llegar a los sectores más necesitados, sino subir esos sectores a los niveles de las mejores y más valiosas expresiones culturales, como lo era la buena literatura. Gabriela Mistral buscó tres cualidades fundamentales en los textos escogidos, en orden de importancia: intención moral y social, belleza y amenidad.
Con respecto a los autores incluidos en Lecturas para mujeres, éstos fueron de diversas nacionalidades, épocas, géneros y estilos literarios. Mistral seleccionó textos de filósofos e incluyó fragmentos de textos escritos por autores latinoamericanos, pero no por ello dejó de incluir a importantes escritores de talla internacional. Sin embargo, pocas fueron las escritoras que participaron en dicha antología. Aparte de algún material propio, Mistral seleccionó otros textos, casi todos en verso.
La escritora chilena se propuso ofrecer a las mujeres lecturas diferentes de las calificadas por ella misma como “galantes”, intrascendentes y hasta cursis, así como materiales de reflexión y toma de conciencia; pero finalmente, en buena parte de las lecturas, acabó apoyando también el ideal femenino de esposa fiel y madre abnegada.
En conclusión, leer como mujer lo escrito ex profeso para este género exige revisar los valores contenidos, los juicios de valor moral, estético e ideológico construidos en esas producciones y que prefiguran un canon; realizar una lectura resistente a los estereotipos y mitos con los que se construye “el ideal femenino”.

Referencia

Elvia Montes de Oca Navas, “Las mujeres lectoras en la década de 1920”, en Carmen Castañeda García, Luz Elena Galván Lafarga y Lucía Martínez Moctezuma (coords.), Lecturas y lectores en la historia de México, UAEM/El Colegio de Michoacán AC/CIESAS (Colección Historias), Cuernavaca/Zamora/ México DF, 2004, pp. 285-302.

• Estudiante de la Licenciatura en Letras, Facultad de Humanidades, UAEM.

Isabel Oyarzábal y la prensa femenina en España entre 1907 y 1911, historia y crítica

miércoles, 17 de noviembre de 2010


conferencia: 
Isabel Oyarzábal y la prensa femenina en España entre 1907 y 1911, historia y crítica
imparte Concepción Bados, investigadora de la Universidad de Autónoma de Madrid

martes 14 de diciembre de 2010
Sala de Consejo César Carrizales Retamoza, Torre de Rectoría, Campus Norte, UAEM, 12:00 horas   

invitan:

Inventio, la génesis de la cultura universitaria en Morelos
y el Cuerpo Académico Teorías y Crítica del Arte y la Literatura

Nuevas reglas de la Real Academia Española

martes, 9 de noviembre de 2010


La "i griega" se llamará "ye": Javier Rodríguez Marcos

*La nueva Ortografía de la Real Academia Española fija la denominación de algunas letras: cambia "quorum" por "cuórum" y elimina las tildes de "solo", "guion" y "o" entre números

La nueva edición de la Ortografía de la Real Academia Española, que se publicará antes de Navidad, trata de ser, como dice su coordinador, Salvador Gutiérrez Ordóñez, "razonada y exhaustiva pero simple y legible". Y sobre todo "coherente" con los usos de los hablantes y las reglas gramaticales. Por eso el académico insiste en que plantea innovaciones y actualizaciones respecto a la anterior edición, de 1999, pero no es, "en absoluto" revolucionaria. Gutiérrez Ordóñez se resiste incluso a usar la palabra "reforma".

Con todo, al director del Departamento de Español al Día de la RAE no se le escapa que los cambios ortográficos provocan siempre resistencias entre algunos hablantes. De ahí la pertinencia, dice, del consenso panhispánico que ha buscado la Comisión Interacadémica de la asociación que reúne a las Academias de la Lengua Española de todo el mundo. El miércoles, esa comisión, reunida en San Millán de la Cogolla (la Rioja) aprobó el texto básico de la nueva Ortografía de la lengua española. A falta de su ratificación definitiva el 28 de este mes en la Feria del Libro de Guadalajara (México) durante el pleno de las 22 academias, estas son algunas de las "innovaciones puntuales" aprobadas esta semana y destacadas por el propio Gutiérrez Ordóñez.

Nota completa aquí

Nuevo Diccionario de Americanismos

Del coger, dar y otras palabras en el Diccionario de americanismos: Sonia Sierra 


* Las 22 Academias de la Lengua Española trabajaron para lograr este libro de dos mil páginas



Si viaja usted por América tenga cuidado con lo que dice: si habla de coger, por ejemplo, recuerde que en Ecuador hace referencia a embriagarse rápidamente, en República Dominicana significa incurrir en una falta o delito, en Honduras se trata de una suspensión de un alumno, mientras que en México es una invitación directa a tener sexo. Esos significados son privativos del español en América.


Sucede que este idioma, que hablan alrededor de 450 millones de personas, es una lengua que en América está llena de palabras y acepciones diversas con relación al que se habla en España. Las voces que tienen un significado particular en este continente componen el nuevo Diccionario de Americanismos, un libro de dos mil 333 páginas que reune cerca de 70 mil entradas y que tomó 11 años de trabajo a las 22 Academias de la Lengua Española.

Nota completa aquí

Identidad gráfica del CIESS

Convocatoria para crear la identidad gráfica del Programa de Estrategia Regional Educativa del CIESS

En el marco de la XXVI Asamblea General de la CISS, celebrada recientemente en Panamá, el Centro Interamericano de Estudios de Seguridad Social (CIESS), presentó avances del Programa Estrategia regional educativa para una ciudadanía con cultura en seguridad social "Seguridad social para todos".

Con el propósito de invitar a la comunidad internacional a participar en el concurso para crear la identidad gráfica del citado programa, se distribuyó la convocatoria adjunta, en la que se especifican las bases, objetivos, características y fechas de los premios. La fecha límite para recibir materiales vence el 26 de noviembre próximo.

Para descargar la convocatoria aquí

Celulares y computadoras

Ceclulares y computadoras generan nuevas emancipaciones en los jóvenes: García Canclini

*Las concentraciones de poder se disimulan y exhiben como marcas
*La noción de resistencia, concepto en el que no se ha profundizado

*Participó en un simposio internacional sobre estética y emancipación


En el siglo XXI experimentamos dos cambios en la mirada emancipatoria. Uno es la sospecha de que la concentración monopólica de los dispositivos de sujeción vuelven interdependientes a las opresiones, aunque carezcamos de una teoría que haga inteligible sus conexiones. La otra gran modificación es la opacidad creciente de las estructuras y redes de dominación, por tanto, la dificultad de identificar a los actores y a los dispositivos responsables de nuestras opresiones.

El doctor Néstor García Canclini hizo la observación anterior en su ponencia "A qué llamamos estética y de quién necesitamos emanciparnos", presentada en el Simposio Internacional de Estética y Emancipación. Fantasma, Fetiche, Fantasmagoría, realizado en el teatro Juan Ruiz de Alarcón, del Centro Cultural Universitario de la UNAM.

Durante el acto, convocado por el Museo Universitario Arte Contemporáneo, la University of California Humanities Research Institute y el Museu d'Art Contemporani de Barcelona, dijo que no basta retomar la tradición marxista que criticó el fetichismo como satisfacción sustitutiva disfrazada de los deseos y necesidades a través del consumo de la codificación de las relaciones sociales, ni la creencia de que para emancipar a los oprimidos habría que promover una comprensión científica de las relaciones mercantiles.

La nota completa aquí: celulares y computadoras

Seminario sobre derechos de autor - resumen de la sexta sesión

viernes, 5 de noviembre de 2010


El día lunes 25 de octubre se llevó a cabo la sexta sesión del seminario El Derecho de Autor en el Ámbito Editorial, Sede UAEM, en el Auditorio de la Unidad Biomédica, Campus Norte (Chamilpa).

Moderador: Yazmín Galindo

Primera conferencia
Elementos de las licencias y cesiones de derechos patrimoniales
Dolores Franco García
Lic. en Derecho por la UNAM

Derecho de autor: el reconocimiento que hace el Estado a favor de todo creador de obras literarias y artísticas previstas en la Ley, en virtud del cual, otorga su amparo para que el autor goce de protección, prerrogativas y privilegios exclusivos de carácter personal y patrimonial. Los primeros integran el llamado derecho moral y los segundos el patrimonial.

Derecho moral: el reconocimiento del autor como creador de una obra, mediante el cual se le atribuyen los siguientes derechos:
• Derecho de paternidad.
• Derecho de divulgación.
• Derecho de integridad y de conservación de la obra.
• El autor es el único, primigenio y perpetuo titular de los derechos morales sobre las obras de su creación.

Derechos patrimoniales: corresponde al autor el derecho de explotar de manera exclusiva sus obras, o de autorizar a otros su explotación, en cualquier forma, dentro de los límites que establece la Ley y sin menoscabo de la titularidad de los derechos morales.

Facultad del autor: de acuerdo con el artículo 24, en virtud del derecho patrimonial, corresponde al autor el derecho de explotar de manera exclusiva sus obras o de autorizar a otros su explotación, en cualquier forma, dentro de los límites que establece la presente Ley y sin menoscabo de la titularidad de los derechos morales a que se refiere el artículo 21 de la misma.

Elementos mínimos de los contratos: El artículo 30 de la Ley Federal de Derechos de Autor (LFDA) nos habla de los elementos mínimos que deben verificar en cada contratación que hagan es que sea:
• Oneroso: toda transmisión de derechos patrimoniales deberá prever a favor del autor o del titular del derecho patrimonial, en su caso, una participación proporcional en los ingresos de la explotación de que se trate, o de una remuneración fija y determinada. Artículo 31 LFDA. Este derecho es irrenunciable.
• Temporal: se debe establecer de manera clara el periodo de tiempo, por el cual el autor confiere el uso y explotación de sus obras. A falta de especificación del periodo, se considerará por un término de 5 años. No hay transmisiones de manera definitiva.
• Por escrito: las condiciones de uso y explotación de las obras deben ser invariablemente por escrito.

Licencias:
Tipos de licencias: El autor podrá otorgar licencias exclusivas o no exclusivas con respecto del uso y explotación de sus obras.

Licencias exclusivas: el Artículo 35 de la LFDA dice que en el contrato, el autor debe especificar de manera clara el periodo de tiempo y la modalidad a la que se le otorga la licencia exclusiva, por ejemplo, si se tiene una licencia exclusiva de publicación en papel, no se puede publicar en medios vía Internet.

La característica principal de las licencias exclusivas es que, una vez concedida, debe realizarse. Se debe llevar a cabo la función por la cual fue concedida la licencia. La Ley obliga al titular que gozará de los derechos por determinado tiempo a aportar los medios necesarios para que sea una explotación efectiva.

Registro de contratos: los actos, convenios y contratos por los cuales se transmiten derechos patrimoniales deberán inscribirse en el Registro Público del Derecho de Autor para que surtan efectos contra terceros (Artículo 32 LFDA).


•••

Segunda conferencia
Contratos en materia de Derechos de Autor
Jesús Mejía
Apoderado de la Sociedad General de Escritores de México

¿Ley Federal del Derecho de Autor o Ley Federal del Derecho del Productor?
Las presunciones legales las establece la Ley para suplir, en algunos casos, los huecos que dejan las partes en los contratos. Presunciones legales a favor del productor (no beneficia al autor), es decir, si no se establece claramente en el contrato, entonces la LFDA dice:
• Artículo 23. Omisión de créditos del autor (derecho moral) en contratos publicitarios.
• Artículo 50. Corresponde al editor la fijación del precio de los ejemplares.
• Artículo 54. En obras dramáticas, hay autorización para poner en escena la obra en todo el territorio.
•Artículo 68. Cesión de derechos (reproducción, distribución, publicación, comunicación, etc.) a favor del productor de obras audiovisuales.
• Artículo 83. Obra por encargo. El más grave, ya que el que paga la obra por encargo se queda con los derechos y el autor no es reconocido por nada.
• Artículo 97. Titularidad de derechos en la obra audiovisual.
• Artículo 88, 92, 99 y 103.

Como todas las presunciones benefician al productor, el autor debe ser muy cuidadoso en sus contratos para clarificar todos los puntos tratados en los anteriores artículos de la LFDA. El autor tiene la carga de celebrar contratos y tener cuidado.

¿Qué es un contrato? Un acuerdo de voluntades para crear, modificar, transmitir o extinguir derechos y obligaciones. “Contrato es ley entre las partes.”
México es el país donde más se viola el Derecho de Autor y donde menos se paga.

Contratos:
• Licencia: autorización para usar o explotar una obra artística o literaria por tiempo determinado y para uno o varios usos específicamente determinados.
• Exclusiva o no
• Con limitaciones territoriales

- Edición. El contrato que más le conviene al autor, ya que especifica una sola modalidad y la cantidad de ejemplares y el periodo de tiempo:
• Contrato para la reproducción, distribución y venta de una obra.
• Número de ediciones y/o reimpresiones.
• Número de ejemplares.
• Contraprestación al autor.
• Si no se establece en el contrato, hay una presunción de que el editor tendrá un año para concluir la edición.
• Hasta dos años para poner a la venta.

- Representación escénica: contrato para representar o ejecutar públicamente una obra:
• Obra literaria, musical, literario musical.
• Dramática, dramático musical.
• De danza, pantomímica o coreográfica.
• Presunción: un año.
• Presunción: todo el Territorio Nacional.

- Cesión de derechos: transmisión de uno o más derechos patrimoniales:
• Onerosa y temporal.
• Remuneración fija y determinada (regalías/porcentaje). No se recomiendan las fijas, en todo caso se recomiendan ambas remuneraciones: una remuneración inicial y luego un porcentaje por cada representación escénica, por ejemplo. Fórmulas mixtas.
• Pago único o participación.

- Contrato de trabajo:
• Debe ser por escrito.
• Derecho del empleador a divulgar la obra.
• Derechos iguales, entre empleador y empleado, sólo a falta de contrato

- Obra por encargo o colaboración remunerada:
• NO HAY AUTOR. Se trata de un mero colaborador.
• Presunción a favor de quien encarga la obra.
• Derecho a que se mencione al colaborador.
• Artículo 83.
• Nunca se recomienda firmar un contrato de este tipo.

Favorable al autor: Contrato de licencia para cada uso

Favorable al productor: Contrato de obra por encargo


•••

Tercera conferencia
Obras por encargo, relación laboral o por servicio al estado
Lic. Raúl Pastor Escobar
Máster en Propiedad Intelectual

Obras por encargo: nacen como encomienda al autor, quien la realiza por una remuneración bajo determinadas directrices. La libertad creativa está constreñida a los términos del encargo. Quien la encarga no se vuelve autor, salvo que la ejecución se algo meramente mecánico.

Artículo 83 LFDA: salvo pacto en contrario, la persona física que comisione la producción de una obra o que la produzca con la colaboración remunerada de otras gozara de la titularidad de los derechos patrimoniales de la misma y le corresponderán las facultades relativas a la divulgación, integridad de la obra y de colección sobre este tipo de soporte.

Diferencia entre las obras por encargo y el régimen general:
• Desde el nacimiento de la obra, los derechos patrimoniales son ajenos al autor.
•Respecto a derechos morales de divulgación, integridad y colección nunca le pertenecen al autor y permiten que personas morales sean titulares, aun en contra de los Artículos 20 en relación con el 12 de LFDA.

Artículo 83 (segundo párrafo): la persona que participe en la realización de la obra de manera remunerada en la creación, tendrá derecho a que se le mención su calidad de autor. Esto permite interpretar que quien decidiera hacerlo gratuitamente carece de este derecho.

Excepción al Artículo 83: en caso de obras musicales, el Artículo 83-BIS establece que aún cuando sean por encargo, el autor tiene derecho a cobrar regalías por conceptos de comunicación o transmisión pública. Solamente en obras musicales.

Si la obra es realizada con fines de uso publicitario o propagandístico, el autor puede perder también su derecho de paternidad (Artículo 23 LFDA). Únicamente le subsistiría el derecho de repudio.

Obras realizadas dentro de una relación laboral:

Definición de relación laboral según el artículo 20 LFT: se entiende por relación de trabajo, cualquier que sea el acto que le de origen, la prestación de un trabajo personal subordinado a una persona mediante el pago de un salario. La prestación de un trabajo a que se refiere el párrafo primero y el contrato producen los mismos efectos.

Hay relación laboral cuando existen los siguientes elementos:
• Trabajo personal
• Subordinado
• Sin necesidad de un contrato

Artículo 84 LFDA:
1) Relación con contrato individual: si no hay estipulación, los derechos patrimoniales se dividen en 50% (patrón) y 50% (trabajador).
2) Relación sin contrato: 100% de derechos patrimoniales al trabajador.

Excepción: Artículo 103 LFDA: en el caso de programas de cómputo, si no hay pacto en contra, los derechos patrimoniales pertenecen al patrón.

Riesgos de la relación laboral: posibilidad de que autoridades laborales lleguen a decidir también sobre cuestiones autorales como lo sería la titularidad de derechos patrimoniales de obras.

Criterios adoptados por tribunales europeos para decidir sobre la titularidad del patrón:

1. Medios de producción del patrón: superada por la imposibilidad de los medios per se de generar obras.
2. Riesgo: trabajador no compromete su patrimonio en caso de que la obra no tenga éxito o ni siquiera recupere la inversión realizada en su realización más aceptada.
3. Mercado: el trabajador requiere de un ajeno para poner en circulación su trabajo o los frutos de éste. Teoría más aceptada en casos donde un medio periodístico es parte.

Consejo: necesidad de revisión de contratos individuales o colectivos para empresas generadores de contenidos por la amplia interpretación de circunstancias por las cuales a criterio de autoridades de seguridad social y fiscales existe relación laboral.

Obras por servicios al estado:
• Artículo 46 del reglamento LFDA: establece que, salvo pacto en contra, se entienden como obras, siéndoles aplicables lo dispuesto por el Artículo 83 de la Ley.

Excepciones: Artículo 41 fracción 1: establece la posibilidad de adjudicación directa si se cuenta con la titularidad de patentes o derechos de autor.
La mención expresa de los derechos de autor se hizo hasta la reforma del 2005 a la LAASP, la cual no ha tenido muchos efectos para el otorgamiento de las adjudicaciones, toda vez que todavía el tipo de derecho que sigue buscando principalmente el gobierno es el de una patente.
• Artículo 45 LAASP: establece los elementos de los contratos señalando en la fracción XX el nombramiento del responsable si hay violaciones a derechos de propiedad intelectual y el mismo principio del Artículo 46 del RLFDA.
• Artículo 72 RLAASP: establece la obligación de acreditar mediante los títulos o documentos correspondientes la titularidad de los derechos de propiedad intelectual por los cuales se hace la adjudicación.
• Artículo 45 fracción XX: establece como otro elemento la inclusión de los demás requisitos que la ley llegue a exigir dependiendo del contrato de que se trate, abriendo con ello la supletoriedad de la LFDA para el caso de los contratos de edicio.
Interpretación cerrada del principio de necesidad de licitar ha dado pie a que algunas instituciones, a fin de poder inscribir contratos que involucren obras literarias, los tengan que denominar “de cooperación” con algunas modificaciones mínimas, sin eliminar los requisitos del Artículo 47 de la LFDA.