De la escritura a la imagen

jueves, 31 de marzo de 2011


“Imagen y memoria” fue un coloquio que se llevó a cabo en abril del 2010 en Cuernavaca, Morelos, en el que participaron ponentes de instituciones de la república mexicana, así como de España y Brasil. En este encuentro se presentaron veinticinco ponencias con un tema en común: estudios contemporáneos sobre la imagen.

Esta obra es la recopilación de diversos temas estudiados por el cuerpo académico Estudios sobre la Imagen y Creación Documental, de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), en colaboración con la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y con profesores de diversas instituciones de España pertenecientes a Secuencias. Revista de Historia del Cine. También incorpora otros textos inéditos sobre el tema.

El libro es el primero de dos volúmenes que reúnen estudios sobre la imagen en obras literarias específicas, así como obras fotográficas, cinematográficas y musicales. El subtítulo de este primer volumen es Artes en relación, y su contenido se divide en seis capítulos, que son: “Entre la letra y la pantalla: acerca de algunas crónicas de cine mexicanas de comienzos del siglo XX”, de Miriam V. Gárate; “La eternidad y el presente. Eisenstein en Yucatán”, de Eduardo de la Vega Alfaro; “La revolución mexicana en la obra narrativa y la fotografía de Juan Rulfo”, de Angélica Tornero; “Las relaciones de Octavio Paz con el cine mexicano”, de Ángel Miquel; “El color de la memoria: imágenes cromáticas en la poesía española de posguerra”, de María Ema Llorente, y “La música popular en dos películas españolas de los años setenta: desde la evocación a la nostalgia”, de Laura Gómez Vaquero.

Así, por ejemplo, se puede encontrar entre los textos un planteamiento acerca de las características de las obras mencionadas en ellos, según el cual estas fueron creadas previamente con una descripción gráfica o verbal, y pasaron por la escritura y el posterior abandono de los procedimientos verbales para convertirse en obras visuales. Asimismo, estas tienen en común un proceso de adaptación, desde la literatura (un código más complejo y abstracto que el visual) hasta la imagen (un código más simple, más directo, de comprensión más inmediata), pues el desarrollo del lenguaje fílmico se ha orientado predominantemente hacia lo narrativo. Las adaptaciones de la historia, la cultura, la etnografía, la etnología, el paisaje (dentro de este, la flora y fauna) y las costumbres de un país también entran en este proceso de “transferencias creativas”.

El planteamiento de otro capítulo es que las imágenes en las que se reflexiona pueden ser fotográficas o del cine, así como las escenas que se recrean en la mente misma del lector. En cuanto a estas, las imágenes mentales, pueden ser transmitidas mediante un poema, es decir, son concretas, por lo cual resaltan en ellas algunos elementos particulares, como el color. Este depende del tema de cada la imagen, y bien puede tratarse de colores oscuros y sombríos o muy brillantes. Su presencia en la poesía, por ejemplo, se revela como algo significativo al no permitir que lo transmitido caiga en el olvido. De esta forma, ayuda a recordar y traer a la mente las imágenes de los hechos u objetos descritos, resaltando o subrayando los aspectos más intensos o más impresionantes.

Memoria de las imágenes, 1. Artes en relación
Ángel Miquel (coordinador)
UAEM-Facultad de Artes/UMSNH, Cuernavaca/Morelia, 2010, 128 páginas
ISBN    978-607-7771-35-7
$130

0 comentarios:

Publicar un comentario