Heriberto Yépez: Feria del Libro de Tijuana 2011 - Recomendaciones y crítica

lunes, 16 de mayo de 2011


Antes que nada, les recomiendo ir a la Feria del Libro de Tijuana (aquí su página) ubicada en el estacionamiento de Plaza Río. (Por cierto, prefería cuando la feria estaba ubicada en la avenida Revolución, porque de un estacionamiento de un centro comercial a la avenida, prefiero la avenida).

Les recomiendo ir al stand de "Libros Música y Jazz", que está ubicado en la carpa lateral, en una esquina. Lo atiende Miguel Márquez (o a veces su hermano), el librero de usado de más tradición en Tijuana y, definitivamente, el que trae mejor material inusual y el más barato. Algunos de los mejores libros en venta este año en la Feria los tiene esta librería; pregunten, por cierto, donde está ubicada normalmente, para que compren ahí libros.

La otra buena noticia es la presencia del stand del Instituto Nacional de Antropología e Historia, si alguien está interesado en libros de conocimiento, hay varios títulos interesantes a la venta. Les recomiendo, por ejemplo, el de numerología maya —un estudio académico serio; aquí una nota sobre este libro—; los libros, además, tienen excelente precio. En mi columna de Milenio, por cierto, nombré a dos mejores editados por el INAH como los mejores del 2010 en México: [El mejor libro del 2010 mexicanohttp://impreso.milenio.com/node/8892288)

Heriberto Yépez: ¿La FIL en Los Ángeles?



Se decía que la “FIL” estaría en Los Ángeles. La Universidad de Guadalajara y la Feria Internacional del Libro de Guadalajara organizaron la feria del Libro en Español en Los Ángeles (LeaLA) en el centro de convenciones del 29 de abril al 1 de mayo.

Su web http://lea-la.com era su carta de presentación. Pero sin la última versión de Explorer, no abría. Bueno, pensé, oportunidad para actualizar.

1a Feria del Conocimiento Tradicional

viernes, 13 de mayo de 2011


1a Feria del Conocimiento Tradicional
Hacia un Diálogo de Saberes
Historias de Riqueza para tu Comunidad

Del 13 al 15 de mayo de 2011
Pátzcuaro, Michoacán

Sedes:
Ex Colegio Jesuita
Casa de los 11 Patios
Museo de Artes y Oficios

Mesas de diálogo
Foros
Talleres
Conferencias
Exposición y venta
Presentación de videos y libros

Informes:
GIRA AC Tel. 01 434 342 3216

Presentación del libro Los días de los años: ciclo ritual en el suroeste de Morelos



El libro Los días de los años: ciclo ritual en el suroeste de Morelos, se presenta el viernes 20 de mayo de 2011, a las 12:45 horas, en la Casa de la Ciencia, ubicada en el centro de Cuernavaca.

Participan Concepción Alvarado, profesora e investigadora de la Facultad de Arquitectura de la UAEM; Carlos Garma, profesor e investigador del Departamento de Antropología de la Universidad Autónoma Metropolitana-Iztapalapa (UAM-I); como moderadora Belinda Maldonado, profesora e investigadora del Centro de Investigación en Biodiversidad y Conservación (CIByC) de la UAEM.

Esta presentación forma parte de las actividades del 1er Coloquio Internacional de Segregación y Fragmentación Socioterritorial en América Latina; el cual se llevará a cabo los días 18, 19 y 20 de mayo de 2011. Invitan el Sistema de estudios de posgrado e investigación (SEPI) de la Facultad de Arquitectura, el Centro en investigación en biodiversidad y conservación (Cibyc) y la Coordinación Editorial de la UAEM.



Antonio Pasquali: La revolución del dígito-binario

jueves, 5 de mayo de 2011

Imagen tomada de Jan Tschichold, El abecé de la buena tipografía, Campgràfic, Valencia, 2002, pp. 28-29.

Antonio Pasquali
La revolución del dígito-binario: sombras y luces

En el texto el autor expone la tesis de que los dos mayores saltos exponenciales de la cultura humana, en los siglos XII a.C. y XX de nuestra era, se produjeron gracias a la invención de nuevos y más eficientes códigos para expresarse, conservar y comunicar el saber: la escritura alfabética y el dígito binario.

¿Hacia dónde nos conduce esta segunda revolución de código, de dimensiones cuantitativamente tan inconmensurables? Mejor será que nadie se atreva a pronosticar con ligereza. Estamos en su primera fase, la equivalente al alegre estupor inicial de las etnias mediterráneas que a partir del siglo XI a.C. comenzaron a transcodificar su habla a ese alfabeto lineal que dejara en el puerto algún navegante fenicio, garabateando en arcilla, pergamino o papiro sus primeros ejercicios de una nueva escritura. Y así como ellos tuvieron que esperar un par de siglos o más para enterarse de que aquel código había hecho posible que algún aedo contase por escrito conservable la Ilíada y la Odisea, que Safo expresara sus pasiones, Mimnermo su melancolía, Pitágoras el cálculo, Erodoto la historia, Tales la filosofía, Hipócrates la medicina e Hipodamos el urbanismo, asimismo habremos de atisbar nosotros la aparición de extraordinarias y hoy insospechables formas de la cultura humana que brotarán con gran poder fecundante de un uso universal, adulto y maduro del código dígito binario, el primero en permitir, por ejemplo, por su multimedialidad, una pluri-expresividad total, la imbricación en un mismo mensaje de palabras, imágenes y sonidos.