Altexto: Radiografía de la profesión del corrector

sábado, 16 de julio de 2011

La coordinación nacional de la Red Altexto, a cargo del ITESO, nos envía esta invitación a participar en la Radiografía de la Profesión del Corrector, la cual es impulsada por la Asociación Mexicana de Profesionales de la Edición AC.

La Asociación Mexicana de Profesionales de la Edición, AC, te invita a participar en la Radiografía de la profesión del correctorcon la finalidad de registrar la situación laboral de los correctores de textos en México.

La Radiografía es una encuesta que, con sus respectivas variantes, está siendo contestada en España, Argentina, Perú, Ecuador, Colombia y México, con el objetivo de exponer sus resultados en el Primer Congreso Internacional de Correctores de Textos en Español.

Únicamente ingresa a www.profedi.com/showenc.php y respóndela en línea.

Entre más correctores participen más cercana a nuestra realidad será la Radiografía.

Corre la voz.

Craig Mod: Libros y edición posartefacto

miércoles, 6 de julio de 2011

Texto tomado de la página de Anatomía de la ediciónRecomendamos ampliamente su lectura...



¿QUÉ ES UN LIBRO, a fin de cuentas?2

Siempre discutiremos

la calidad del papel, la densidad de pixeles de la pantalla;

el tejido usado en la cubierta, la interfaz para resaltar;

a búsqueda por página, la búsqueda por párrafo.

Pero, en verdad, ¿a quién le importa?3

Ir en busca de paralelismos superficiales entre el libro impreso y el digital es una peligrosa tentación. Existe una compulsión por creer que la magia de un libro se encuentra en su superficie.

En realidad, lo que merece la pena tener en cuenta de un libro son solo relaciones: relaciones entre ideas y recipientes, entre el escritor y el lector, entre los lectores y otros lectores, como ha sido siempre a través del tiempo.

El libro del futuro –el digital– ya no es un ladrillo inmutable. Es etéreo e interconectado, y se manifiesta públicamente aquí y allá. Es un artefacto «completo» solo por un mínimo instante. Se transforma deliberadamente. Está cubierto por capas con los comentarios al margen que compartimos. Reclama un vínculo con la promesa de comunidad implícita en su forma.

El libro del pasado revela excepcionalmente su experiencia individual. El libro del futuro revela excepcionalmente nuestra experiencia colectiva.

¿Por dónde debemos empezar quienes buscamos dar forma al futuro del libro y de la edición? Sencillamente, estas son nuestras verdades:

La manera en que los libros se escriben ha cambiado.

El lienzo en que se escriben los libros ha cambiado.

La vida de los libros tras su publicación ha cambiado.

Pensar acerca del libro del futuro implica entender los vínculos entre estos cambios. Pensar acerca del libro del futuro es pensar acerca del futuro de todo contenido. Nuestras palabras, imágenes y plataformas están tan entrelazadas que concebir las partes individuales del proceso de publicación por separado significa perder de vista las conexiones transformadoras.

Estas conexiones que dan forma a los libros y la edición viven en sistemas emergentes, escondidas tras las palabras: entre la escritura y la edición, entre la edición y el consumo, entre el consumo y la socialización.

Ahora tenemos la oportunidad de dar forma estos sistemas, y, al mismo tiempo, la de afinar las relaciones entre los autores, los editores, los lectores y los textos.

¿Qué herramientas incorporaremos a los artefactos digitales para reflejar esta relación cambiante con la literatura?

¿Sacar a la superficie nuestra experiencia de socialización?

¿Tender un puente entre los espacios pre- y pos-artefacto crudos que definen el futuro de la edición?
...