Addio Omar...

domingo, 6 de mayo de 2012

 

Addio Omar...

Iván Ruiz


La noche del pasado 31 de marzo, viendo la televisión en compañía de su esposa en su casa de Monteriggioni, provincia de Siena, Omar Calabrese (Florencia, 1949) sufrió una crisis cardiaca que terminó con su vida. Calabrese fue un célebre semiotista italiano conocido en el mundo de habla hispana, principalmente, por La era neobarroca (Cátedra, 1994 [1987]), libro que fue acogido en distintos ámbitos disciplinarios como un modelo para explicar los regímenes en que la cultura contemporánea, marcada por una impronta barroca, organiza sus materiales significantes y delinea sus prácticas de comunicación. El presente texto constituye un testimonio que recrea, desde la memoria íntima, la visita que Calabrese hizo a la ciudad de Puebla, en 2006, invitado a dictar el IX Curso de Especialización en Semiótica. Las circunstancias que se vivieron durante esa semana de trabajo, y la noticia de su muerte súbita, motivaron al autor de estas líneas a escribir sobre esta desaparición.

*

Cuando conocí a Omar Calabrese, su mirada me transmitió un aire de melancolía. Calabrese llegó a México de París, no de Italia, el 11 de junio de 2006. Venía de haber participado en el Colloque Daniel Arasse, en el cual un grupo de especialistas, auspiciados por el Instituto Nacional de Historia del Arte y convocados por Maurice Brock, Yves Hersant, Philipe Dagen, entre otros, se dio a la tarea de recuperar y proyectar los aportes históricos, teóricos y metodológicos de Arasse, un brillante historiador del arte –discípulo de André Chastel– que había fallecido apenas dos años y medio atrás. En dicho coloquio, la intervención de Calabrese se tituló “En torno a la Anunciación”, con el propósito de dar cuenta de un doble movimiento: el influjo que la semiótica ejerció en la obra de Arasse, especialmente, a través de la teoría de la enunciación, y por otro lado, la contribución que Arasse mismo había hecho a la semiótica por medio del análisis enunciativo de diversas anunciaciones italianas del Quattrocento.

Leer texto completo en 17, Instituto de Estudios Críticos

0 comentarios:

Publicar un comentario