El personaje literario: historia y borradura. Consideraciones teórico metodológicas para el estudio de la identidad de los personajes en las obras literarias

lunes, 30 de julio de 2012

Tras la declaración de la muerte del sujeto y con ello la del autor, la del narrador y la de los personajes, los estudios literarios se alejaron de esas figuras imprescindibles, sin las cuales no hay narración posible: los personajes. La preocupación por la reflexión sobre la identidad del que dice “yo”, se esfumó ante la insistencia en que el lenguaje constituye un mundo en sí mismo, sin alguien por quien deba uno preguntarse. De esta manera, el objetivo de este libro es ofrecer a los lectores una aproximación al estudio de la identidad o de la pérdida de identidad de los personajes, que, sin abandonar las premisas de la semiótica, permita pensar en el personaje en términos de construcción o deconstrucción de la identidad. Es decir, una propuesta que integre elementos de semiótica y de hermenéutica. 

El libro El personaje literario: historia y borradura. Consideraciones teórico metodológicas para el estudio de la identidad de los personajes en las obras literarias está dividido en seis capítulos. En el primero se expone la teoría de Aristóteles, pues la propuesta de Ricoeur, filósofo que se retoma a lo largo de todo el libro, se basa amplia y abiertamente en la poética. En el segundo capítulo, se expone la manera en que los estudios del siglo XX, enmarcado en los enfoques formalistas y estructuralistas retomaron las propuestas del estagirita. Se exponen los principales tratamientos de Greimas, autor importante para comprender la perspectiva de los estudios de los personajes como actantes, retomado también por Ricoeur. Además en este capítulo se expone el inicio de la idea contemporánea de la muerte del autor, la del narrador y de la muerte del personaje, que nos dejan sin asidero para plantear una teoría de la identidad. El tercer capítulo se ha elaborado con la intención de de ofrecer al estudioso de la literatura el desarrollo del pensamiento de Ricoeur, de interés propiamente para los investigadores y críticos en el área. En el cuarto capítulo, también a partir de las consideraciones del filósofo, se explora la manera en que su propuesta de estudios de la identidad puede transportarse para realizar estudios de la identidad de los personajes. En los últimos dos capítulos se ofrecen dos estudios concretos sobre obras de la literatura hispanoamericana, a partir de las consideraciones teóricas y metodológicas desarrolladas. 

Así, este trabajo tiene como propósito general ofrecer a los lectores una reflexión sobre la manera en que los personajes nos dan una pista de cómo estamos concibiéndonos como sujetos-otros, actuantes y dialogantes; es decir, reflexiones sobre el modo en que la literatura nos proporciona una vía de llegada para comprendernos en un mundo complejo, en el que la idea de nosotros mismos tiende a desdibujarse, a borrarse. Se trata de explorar si acaso podemos vislumbrar en la literatura, no solo la convulsión de la época actual, sino el sentido de dicha convulsión, no el desastre, que es solo el contraste con el no desastre, sino el sentido del desastre. 


Índice 

Introducción 

Carácter, mimesis y trama 

Del personaje como actante a la muerte del personaje 

Mimesis, mythos y teorías literarias sobre el tiempo y la narración 

Identidad narrativa y personajes literarios 

Personajes en El tornavoz 

Personajes en Las babas del diablo y Diario para un cuento 


El personaje literario: historia y borradura. Consideraciones teórico metodológicas para el estudio de la identidad de los personajes en las obras literarias
Angélica Tornero Salinas, México 
Universidad Autónoma del Estado de Morelos 
UAEM/Miguel Ángel Porrúa, 2011 
ISBN 978-607-7771-50-0 UAEM 
         978-607-401-515-7 MAP

Derecho penal electoral


El derecho penal electoral, relativamente nuevo en México, tiene como propósito fundamental el estudio y el análisis de las elecciones y procesos electorales; las normas, principios, garantías electorales; los sistemas electorales imperantes; las campañas electorales y el acceso a los medios masivos de comunicación; el control y la fiscalización de los gastos de las campañas electorales; las autoridades electorales; los derechos políticos y, naturalmente, los delitos e infracciones que suelen cometerse.

El estudio del derecho electoral implica, por tanto, los antecedentes históricos y sociológicos, la democracia, el parlamento y el parlamentarismo, el presidencialismo, la representación política, los principios y los partidos políticos y, por supuesto, el sufragio o voto ciudadano. Así mismo, el derecho electoral como un conjunto de normas, principios, métodos y fundamentos filosóficos que regulan el derecho democrático para votar y ser votado y de la soberanía popular, se desarrolló para organizar las elecciones a través de las instituciones administrativas y jurisdiccionales independientes en el ámbito de la ciencia política, para garantizar la erradicación de prácticas electorales violentas, fraudulentas y, por ello, ilícitas.

Así, el derecho penal electoral se enfoca específicamente en aquellos delitos que se cometen, verbigracia, para alterar las credenciales para votar; el acarreo de votantes; el apoderamiento, destrucción o alteración de documentos electorales y el uso indebido de documentos; la compra de credenciales de elector; el desvío de bienes, servicios y fondos públicos para favorecer a algún candidato o partido político; los actos de proselitismo en la fecha de las votaciones; la retención de credenciales para votar a los miembros de las agrupaciones populares; las dádivas, obsequios o pagos por preferencia a un partido y los regalos a cambio de promesas de votar a favor; votar sin figurar en el padrón de votantes y la destrucción de la propaganda electoral, por citar solo algunos delitos.

Por esto, en el Derecho penal electoral, de Daniel Montero Zendejas, se observa un propósito del autor para debatir sobre los sujetos activos, sean particulares, funcionarios partidistas o públicos. De igual manera, se aprecia una intención de polemizar sobre la tipificación de muchos de los delitos electorales, y criticar el deficiente desempeño de las autoridades electorales y ministeriales para probar tales delitos. Así mismo, se ve una correspondencia con algunos estudiosos de la materia que suponen, no sin cierta razón, que el derecho penal electoral no es más que una justificación del uso de disposiciones penales para solucionar conflictos político-sociales como un mal menor, y el deseo de los gobiernos de legitimarse ante la opinión pública, mediante la tipificación de conductas antisociales, antipolíticas y antiéticas que vulneran los cimientos de la democracia.


Índice

Prólogo

Introducción

Los partidos políticos

El derecho electoral y derecho penal electoral

Los retos de la democracia frente a la delincuencia organizada. Un esfuerzo institucional

Apéndice


Derecho penal electoral
Daniel Montero Zendejas
UAEM/Fontamara, Cuernavaca/México DF, 2012, Colección Argumentos; 148, 320 páginas.
ISBN   UAEM 978-607-7771-59-3
ISBN   Fontamara 978-607-7971-77-1

Imaginario del grotesco, teoría y crítica


De lo jocoso a lo trágico, de la cómica acrobacia a la dolorosa contorsión, de las desenfadadas iniciativas de la culturas populares a aquellas otras apoyadas en reflexiones de estetas y filósofos, perturbador, el grotesco traza su huella en el arte contemporáneo. De igual manera, más que una tendencia artística, el grotesco es una verdadera necesidad expresiva que permanece y se renueva en cada época, porque muestra, necesita mostrar, un aspecto esencial de la condición humana.

Imaginarios del grotesco, teoría y crítica es un libro cuya lectura pone de relieve este aspecto de la sensibilidad que se hace presente en las expresiones estéticas de nuestros días, con su potencia emocional y su peculiaridad estilística.

La presente obra está dividida en cuatro capítulos: “El grutesco en la pintura y la escultura”, “Discurso literario”, “Teoría del grotesco” y “Discursos visuales contemporáneos”. En ellos, se abren perspectivas a partir de las cuáles podemos arribar a una comprensión más amplia y pormenorizada de sus modos de aparición. De igual manera, demuestran también, por distintas vías, que no tendremos una visión completa del arte contemporánea si ignoramos el lugar que dentro de él le corresponda al grotesco.

Los artículos del libro se refieren al grotesco en sus diferentes expresiones, aunque coinciden en la focalización de un hecho histórico que contribuyó, conflictiva pero decisivamente, al reconocimiento de su valor estético. Nos referimos aquí al descubrimiento en las ruinas del palacio de Nerón, donde, en el siglo XV, los artistas italianos, y en general los animadores del pensamiento humanista, se sintieron movilizados por la noticia de que en las ruinas del palacio, sobre las paredes interiores de salones corroídos de tal modo por la humedad que semejaban grotte (grutas), se había encontrado una profunda decoración en la que abundaban caprichosos diseños, imágenes extrañas y excesivas, representaciones de cuerpos híbridos o monstruosos que ponían en cuestión en canon de la estética. Aquellas imágenes, tan alejadas del gusto clásico, en unos provocó la admiración y en otros un franco repudio. Se estaba, pues, ante un punto de inflexión en la historia del arte.

Escoger como referente ese punto de inflexión que significó tal descubrimiento se debe, desde luego, a una elección que tiene como objetivo hacer del libro una unidad más concentrada; pero ello no supone, haber ignorado que ese descubrimiento estaba mostrando que las manifestaciones de un arte grotesco, anticlásico, no eran infrecuentes en la antigüedad, aunque permanecieran al margen del canon.

Imaginario del grotesco, teoría y crítica es un libro que, no obstante la diversidad de los enfoques, o acaso por esa misma diversidad, vuelve a mostrarnos cómo el grotesco se hace fuerte en la exhibición del cuerpo: cómo por lo tanto, es un arte descriptivo, espacializante. En consecuencia, lo vemos desarrollarse más plenamente en la pintura, en la escultura, en la decoración o el diseño, así como el teatro.


Índice

Prologo
Raúl Dorra

El grutesco en la pintura y la escultura 

El grutesco naturaleza primitiva y anticlasicismo en la pintura mural europea (siglo XV-XVI)
Patricia Granziera

El esplendor del grutesco en los conventos novohispanos del siglo XVI
Ma. Celia Fontana Calvo

Grotesco y grutesco, dos formas del barroco en Tonantzintla
Luis Ruiz Moreno

Discurso literario

La teatralidad del grotesco. Una reflexión escénica sobre la naturaleza (histórica) del hombre
Óscar Cornago

El grotesco criollo
Elena Bossi

El grotesco en la poesía española del siglo XX. El autorretrato y la representación degradada del artista conemporaneo
María Ema Llorente

Teorías del grotesco

Lo grotesco y el cuerpo degradado en expresiones artísticas y culturales contemporáneas
Angélica Tornero

El cuerpo del afecto, la dimensión política de lo grotesco
Alberto López Cuenca y Emilia Ismael Simental

Discursos visuales contemporáneos 

Expresiones neogrotescas en el diseño gráfico
Lydia Elizalde

La ciudad mal hecha, lo grotesco en el streetscape de las periferias urbanas 
Anne Kurjenoja


Imaginario del grotesco, teoría y crítica
Angélica Tornero y Lydia Elizalde (coords.)
Universidad Autónoma del Estado de Morelos/Universidad Iberoamericana/Juan Pablos Editor
2011, 260 páginas.
ISBN: 978-607-7771-47-0 UAEM
        978-607-711-026-2 Juan Pablos Editor