La novela en México en el siglo XIX

viernes, 8 de junio de 2018




Este libro ofrece una vista panorámica, y con una visión particular, de la novela mexicana, desde Fernández de Lizardi hasta Federico Gamboa. A todos los autores presentados los une el común denominador de ser novelistas y mostrar algún aspecto del nacionalismo; pero las diferencias que los separan son varias y profundas: abarcan desde la técnica de la escritura, que puede ir de la más desaliñada a la más pulida, hasta el punto de vista que va de lo regional a lo nacional, de lo rural a lo provinciano. Las formas también varían: se hace uso del romanticismo, del costumbrismo; se escriben novelas realistas y otras de pretensión naturalista.
El resultado de la novelística decimonónica nos dejó un acervo grandioso de obras en que el nacionalismo variante, según el momento histórico, hace acto de presencia para quedarse como huella de la tarea y los propósitos de los escritores mexicanos. Es significativa la lucha de los novelistas para salvarse de influencias europeas.
En La novela en México en el siglo xix se presenta un breve recorrido por aquellas novelas que acusan un marcado nacionalismo como autodefinición de México y los mexicanos, desde la Independencia hasta las postrimerías del siglo xix.
El libro aborda varios temas: El nacionalismo como autodefinición y su incorporación en la novela mexicana; Independencia y orígenes de la novela: ¿quiénes y cómo somos?; Cinco de mayo: en defensa de la patria; El proyecto de literatura nacional romántico; La dictadura: realismo de una identidad fragmentada, y Fines de siglo: naturalismo de las máscaras de un mismo rostro.
En la Introducción, el autor refiere que el 13 de agosto de 1521 representa no sólo la fecha del triunfo de los españoles o la derrota de los aztecas, sino que ese día simboliza la gestación del pueblo mexicano, producto de la amalgama de las dos culturas. Desde la Colonia existía una vida que sugería el crecimiento de aspectos que denotaban mexicanidad, pero serán José Antonio Alzate y José Ignacio Bartolache quienes, en el siglo xviii, con sus escritos, sienten las bases para el proceso de la cultura y la nacionalidad. José Joaquín Fernández de Lizardi da a México e Hispanoamérica la primera novela del Nuevo Mundo. En ella, con un gran sentido de nacionalismo, presenta una realidad de México con propósitos reformistas. Además, fue el primero en indagar sobre nuestra identidad. En El periquillo sarniento, Fernández de Lizardi permea la existencia de un nacionalismo en proceso.
En el siglo xix, la Guerra de Reforma y la intervención francesa son sucesos clave para mostrar el nacionalismo mexicano en toda su amplitud. Hay valores arraigados de una nación independiente que no está dispuesta a ser gobernada por leyes que privilegien sólo los intereses de la Iglesia católica y de los conservadores, o dirigida por gobiernos extranjeros. Ignacio Manuel Altamirano será quien proponga un programa de literatura nacional.

La novela en México en el siglo xix
León Guillermo Gutiérrez
uaem/Bonilla Artigas Editores (Asterisco 2), Cuernavaca/Ciudad de México, 2017, 74 páginas
isbn: 978-607-8519-56-9

Figuras del discurso II. Temas contemporáneos de política y exclusión

martes, 5 de junio de 2018



En las sociedades capitalistas conviven ya, como en las sociedades feudales, formas que anticipan nuevas sociedades, nuevas formas de comunidad que no podemos ver porque no son heterogéneas y no pretenden ser dominantes. Al prestar atención a esas formas de organización surge la necesidad de construcción de un vocabulario que no asuma la sociedad como algo cerrado sino como conjuntos de relaciones tanto de dominación como de resistencia.

El concepto de intersticio está pensado como un espacio donde todo tipo de experiencias negocian, se oponen o se viven como algo distinto de las relaciones de propiedad y de las relaciones estatales. Entre algunos apartados de este libro hay pequeños textos que discuten, afirman, contravienen o analizan los contenidos que, en realidad, son intersticios del pensamiento que se quiere insertar para mostrar que siempre habrá resistencias a las conclusiones.

Estas relaciones, experiencias, subjetividades, prácticas y preocupaciones intersticiales cuestionan conceptos de la filosofía política, pero sobre todo de la sociología, que trata de pensar lo social como una totalidad, como una entidad completa, terminada, coherente. Las sociedades y experiencias llamadas intersticiales se tomaron durante la investigación por las primeras intuiciones de algunos modelos sociales de la animalidad y sus manadas, del tribalismo urbano, de las multitudes y sus devenires, de subjetividades sin derechos y, por lo tanto, sin ciudadanía, y de hordas primitivas enquistadas en las formas de vida dominantes.

Dichas formas de vida serían sabias puesto que, ante la fractura de los grandes relatos de la cultura europea, buscarían ellas mismas sobrevivir y no quedarse en el nihilismo del fracaso de las revoluciones. Entonces, la vida de estas sociedades aparecería “como un conjunto de funciones que se resisten a la muerte” y que, en este caso, desaprueban con sus prácticas el modelo de relaciones patriarcales, heterosexuales, estatal-nacionales, y otras.

De la misma manera que un rizoma, los debates del grupo de investigación originaron el planteamiento de diversos problemas contemporáneos marcados por la égida del análisis del discurso. Cuestiones históricas que piensan, por ejemplo, la modernidad revolucionaria, cuestiones sobre la violencia delincuencial, como la máquina de guerra, o problemas jurídicos, como el del refugiado. También se pone énfasis en las corporeidades y en los modos de discutir este problema desde la filosofía y la teoría del arte. La cuestión del uso de la imagen y su relación con las mujeres desaparecidas en diversas ciudades, la problemática de las fosas clandestinas en Morelos, así como el olvido y la memoria en las consignas de ayer y hoy respecto de las víctimas también son objeto de preocupación.

Este libro recoge el trabajo del Seminario de Investigación “Figuras del Discurso” del Centro Interdisciplinario de Investigación en Humanidades (ciihu) de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (uaem).



Figuras del discurso II. Temas contemporáneos de política y exclusión

Armando Villegas, Natalia Talavera, Roberto Monroy y Laksmi de Mora (coordinadores)

UAEM/Bonilla Artigas (Pública Filosófica 4), Cuernavaca/Ciudad de México, 2017, 280 páginas

isbn: 978-607-8519-55-2
-->

La conjunción del factor humano, el medio ambiente y las cadenas de suministro



Este libro es resultado de una investigación multidisciplinaria que aborda la problemática del deterioro ambiental, a partir de un trabajo de campo en el que se mezclaron y complementaron metodologías cualitativas y cuantitativas, y donde convivieron las perspectivas sociales y ambientales. En sus páginas se describen las actividades de dicha investigación, a partir de las cuales se llegó a la representación social de lo que las autoras han denominado talento verde y a la relación existente entre éste, personificado en los directivos de empresa, y la implementación de prácticas de cadenas de suministro verdes.

Si bien se reconoce en el discurso de los empresarios la intención del cuidado del ambiente, así como las razones que esgrimen para implementarlas en el futuro, se ha encontrado que las empresas de la región oriente del estado de Morelos ocupan un lugar destacado en el deterioro del entorno. En este contexto, las autoras desarrollan una propuesta para incidir en la preservación de la vida, a través del rescate de los elementos del talento verde. Con ello buscan enriquecer y derribar las barreras existentes entre áreas de conocimiento, así como abrir el diálogo entre éstas y sus metodologías.

El libro tiene cuatro capítulos. El primero analiza la problemática medioambiental: se revisan los antecedentes históricos para la conservación del ambiente; se aborda el cambio climático; se describe la posición de México en el contexto medioambiental, así como el factor humano que es capaz de propiciar el enverdecimiento de las organizaciones, y a cuya capacidad le denominan talento verde.

El segundo capítulo aplica la metodología de representaciones sociales para definir el talento verde. Se detectaron nueve características que lo definen: compromiso, integración del conocimiento, responsabilidad, cambio cultural, visión integral del mundo, convivencia con la naturaleza, valoración, capacidad de observación y procesos ambientales.

El tercer capítulo valida una encuesta a directivos de empresas, con el fin de conocer la respuesta de la industria al deterioro ambiental, y el cuarto capítulo presenta los resultados de esa encuesta, que se subdividen en: Talento verde en los directivos de las empresas encuestadas; Prácticas de cadena de suministro verde; Logística y cadenas de suministro: diferencias en las prácticas medioambientales; Presiones institucionales, y Relación entre talento verde y cadenas de suministro verdes.

El texto reconoce que se requiere desarrollar en los recursos humanos, las nueve características mencionadas, para la toma de decisiones medioambientales en diferentes ámbitos de la vida productiva y social. En las empresas encuestadas, las prácticas de cadena de suministro verde están en etapa de planeación; los directivos presentan características de talento verde; pero hasta el momento no se llevan a cabo, aunque se tenga la intención de ejecutarlas en algún momento.


--

La conjunción del factor humano, el medio ambiente y las cadenas de suministro

María del Carmen Torres Salazar, Ana Esther Escalante Ferrer

uaem/Fontamara (Argumentos 477), Cuernavaca/Ciudad de México, 2017, 134 páginas

isbn: 978-607-8519-61-3
-->

Miradas históricas y contemporáneas a la religiosidad popular. Una visión mutidisciplinaria

lunes, 4 de junio de 2018



Los estudios académicos que abordan el tema de la religión se han diversificado en los últimos años. Ésto ha permitido abrir el abanico de enfoques teóricos y recursos metodológicos usados por los especialistas que se interesan en la expresión de lo religioso, sus sujetos y razones. A pesar de que el catolicismo sigue acaparando la atención de una parte considerable de las investigaciones, en la actualidad se ha avanzado sólidamente en el reconocimiento de nuevas creencias y prácticas religiosas. A la par de una vida creyente mediada por lo institucional, en México y el resto de América Latina existe una amplia variedad de manifestaciones devocionales y religiosidad popular cada vez más evidentes.
Es por ello que el objetivo central de este libro es continuar con este debate, a través de casos que ilustran lo que entendemos por religiosidad popular, tomando distancia del supuesto de ser éste un sinónimo de catolicismo popular. En el conjunto de trabajos que aquí se presentan se pone de manifiesto una inquietud multidisciplinaria por revisar y reflexionar en torno a distintos enfoques y planteamientos temáticos, teóricos y metodológicos desde una diversidad de casos concretos, con el propósito de enriquecer la discusión y alentar nuevas investigaciones.
Con esta obra se busca aportar al conocimiento de las diferentes manifestaciones de la religiosidad popular, considerando espacios geográficos, periodos históricos y creencias, principalmente en México. A lo largo de ella se puede notar que es imposible hablar de una religión que se practique de manera ortodoxa. Las expresiones de religiosidad son resultado de una construcción colectiva que se compone de una interpretación del mundo y un sentido de identidad. En esta misma línea, cada capítulo desmenuza las particularidades de las sociedades que han adoptado elementos religiosos desde diferentes ópticas.
Encontramos, pues, diversas manifestaciones de tipo territorial, visual, laboral e institucional, de tal suerte que comprendemos que la religiosidad popular es un mosaico inagotable de expresiones colectivas. A través de los tres apartados que componen el libro se puede apreciar que las manifestaciones religiosas trascienden las reglas establecidas por los dogmas institucionales y las fronteras administrativas. La temática devocional en comunidad sirve como un elemento de cohesión en una sociedad practicante que es capaz de construir sus ritos y los elementos simbólicos que le son significativos.
En la actualidad hablar de un sincretismo con respecto a la temática religiosa parece una explicación corta para entender el proceso de apropiación de los símbolos religiosos, pues éstos son reinterpretados por las sociedades de acuerdo con sus necesidades devocionales. Este libro ahonda en las necesidades particulares de las sociedades que adoptan elementos religiosos distintos y dejan atrás mitos como el que consideraba que las prácticas de la religiosidad popular están reservadas para colectividades rurales dentro del marco del ciclo agrícola.

--
Miradas históricas y contemporáneas a la religiosidad popular. Una visión mutidisciplinaria
Carlos Barreto Zamudio, Amílcar Carpio Pérez, Armando Josué López Benítez, Luis Francisco Rivero Zambrano (coordinadores)
uaem, Cuernavaca, 2017, 413 páginas
ISBN: 978-607-8519-53-8